Language

Introducción

En 2014, Laureate International Universities y Zogby Analytics se asociaron para realizar la encuesta más robusta acerca de las actitudes de los estudiantes frente a la educación superior: La encuesta a estudiantes sobre la Universidad del Futuro. Este año, Laureate y Zogby presentan un novedoso índice que permite dar seguimiento a las actitudes de los estudiantes sobre el futuro de la educación superior a lo largo y ancho del mundo: El índice de confianza de estudiantes 2015, Laureate/Zogby.

Para alcanzar este reto, se encuestó a estudiantes de 22 países en América del Norte, Europa, América Central, América del Sur, África y Australia. 

El índice de confianza está compuesto por dos índices: el índice de hoy y el índice del futuro. 

  • El índice de hoy captura la confianza de los estudiantes sobre qué tan adecuado es el sistema educativo actual de sus países, mientras que 
  • El índice del futuro captura el grado al que anticipan que algunas innovaciones educativas ocurrirán en el futuro y el impacto de las mismas en una mejor carrera y expectativa de vida profesional. 

 

Metodología

La encuesta del 2015 incluye las respuestas de 23,313 estudiantes de 43 instituciones de Laureate y 4,058 estudiantes de otras instituciones en Brasil (506), China (504), México (507), Estados Unidos (404), España (400), Perú (408), Francia (401), Chile (510) y Turquía (418).

El presente reporte compara los resultados que se obtuvieron de las respuestas de los alumnos de la Universidad del Valle de México (UVM) y de la Universidad Tecnológica (UNITEC), comparándolos contra el promedio global de la encuesta 

Muestra

País

Tamaño de muestra

Australia

193

Sudáfrica

116

Brasil

6,289

Costa Rica

2,039

Alemania

152

Italia

160

México

2554

Marruecos

123

Portugal

85

Estados Unidos

134

Tailandia

121

Chipre

68

Honduras

384

Panamá

1,193

India

466

China

4,419

Francia

655

Perú

739

Turquía

272

Chile

2,266

Malasia

654

España

231

Total

23,313

 

Hallazgos más relevantes

 

45% de los estudiantes de las Universidades Laureate en México manifiesta que sus padres se graduaron de la Universidad vs. 34% del global de la encuesta. Comparativamente, menos estudiantes mexicanos que estudian en nuestras instituciones son los primeros en sus familias en acceder a este nivel educativo (23%). 

Es muy interesante que las áreas de conocimiento que les interesan a los alumnos Laureate son muy similares en todo el mundo: negocios, ingeniería, derecho, psicología, diseño, etc. cuyos porcentajes se reparten de manera muy similar. El único país en el que encontramos una tendencia totalmente diferente es China, donde dos terceras partes de los alumnos  están estudiando algún tema relacionado con economía. ¿Será esta una de las razones que explica el auge que este país ha tenido en las últimas décadas?

Indiscutiblemente el apoyo familiar es la principal fuente de financiamiento de los estudiantes de Licenciatura. Poco más de la mitad de los alumnos tanto en México como en el resto del mundo financia su educación con este tipo de apoyos. Llama la atención que en el caso de Turquía este porcentaje se eleva hasta casi  tres cuartas partes de los estudiantes. Cerca de 4 de cada 10 alumnos de Laureate en México gozan de becas que apoyan el pago de sus estudios. 

Contario a lo que pasa en el mundo, en donde casi 2 de cada 10 estudiantes tienen préstamos diseñados para ellos, en México el porcentaje de alumnos que gozan de este beneficio es de apenas el 5%. 

Indiscutiblemente tener un mejor trabajo es el detonante más importante que lleva a un joven a estudiar un programa de educación superior (83% en México y 79% en el mundo). El segundo lugar lo ocupa el gozar de una mejor educación en general, seguido por la posibilidad de comprender mejor al mundo. Un porcentaje muy pequeño de estudiantes han decidido hacerlo por sentirse presionados por familiares o amigos. 

El índice de hoy

Al evaluar el nivel de confianza que tienen los alumnos respecto de la oferta educativa actual en nuestro país, vemos que (similar a lo que ocurre en el mundo) poco más de la mitad considera que el sistema de educación en México es muy respetado, de elevada calidad y que en el país se brindan buenas oportunidades laborales a las personas con títulos universitarios.

En México, hay un nivel de confianza mayor (66) en que el sistema de educación ayudará a los estudiantes a prepararse para tener una carrera exitosa que en el mundo (60), que el sistema es suficientemente flexible como para permitirles a los estudiantes graduarse (66 en México vs. 60 en el mundo) y que les brinda un buen valor por su inversión tanto de tiempo como de dinero (58 vs. 44).

En el índice, que promedia el resultado de varias preguntas, México obtiene un puntaje de 63, ocupando el octavo lugar de 22 países evaluados y muestra un alto nivel de confianza en la educación superior a la que tienen acceso actualmente los estudiantes de UVM y UNITEC. 

La Universidad y las expectativas de los jóvenes. 

Poco más de la mitad (53%) de los estudiantes en México asisten a la Universidad que representaba su primera opción y la gran mayoría estudian el programa que deseaban (87%).

Coincidente con el perfil de la generación del Milenio en México (millennials), 60% de los estudiantes Laureate en México considera que con la educación que recibe actualmente trabajará en diversos campos en varios proyectos diferentes, porcentaje sensiblemente superior al del resto del mundo (44%).

77% de los estudiantes mexicanos se siente seguro de que la carrera que está estudiando le proporcionará las habilidades empresariales necesarias para ganarse la vida y tener  un estilo de vida cómodo. 

86% de los estudiantes mexicanos considera muy importante que la universidad proporcione mentores para apoyarlos tanto en el propio proceso formativo como en la expectativa laboral, expectativa que es 11% mayor que entre los estudiantes de todo el mundo. 

Una situación similar ocurre respecto de la oferta de programas de educación permanente que favorezcan el desarrollo personal y profesional de los alumnos, aspecto considerado muy importante por 86% de los mexicanos vs. 73% del global. 

Pareciera que los estudiantes mexicanos tienen una expectativa mayor respecto de la oferta de herramientas por parte de las Universidades que favorezcan su desarrollo profesional.

La educación satisfactoria

Curiosamente, al preguntarles a los jóvenes qué define una educación satisfactoria, ocupa el primer lugar de menciones el que se favorezca una actitud de crecimiento personal y profesional por sobre el obtener un empleo, por ejemplo. Para prácticamente el 90% de los jóvenes estudiantes mexicanos la satisfacción con la educación está vinculada a este aspecto. 

Para los jóvenes mexicanos la comprensión de las nuevas tecnologías parece ser más importante que para los jóvenes en el resto del mundo, mientras que valoran mucho menos el que se promueva la flexibilidad en la carrera. 

El índice del futuro

¿Y en el futuro? ¿Cómo creen que será la Universidad los estudiantes de hoy?

Se cree que la materias que se impartan serán diseñadas por expertos, a fin de favorecer la inserción laboral (64% en México vs. 57% en el mundo), que los expertos serán quienes las impartan (65% vs. 57%) y que las materias estarán orientadas a carreras profesionales. Naturalmente se considera que los empleadores deberán jugar un papel muy activo a través de medios electrónicos, para desarrollar la carrera, dar a conocer las oportunidades de empleo y orientar a los jóvenes, aspecto que no muestra muchas diferencias entre México (63%) y el mundo (60%).

Se considera que habrá, sobre todo, una mucho mayor vinculación de la industria con las universidades que favorecerá que la educación proporcione las herramientas, habilidades y competencias que el mercado demanda: sistemas electrónicos que asocien a los graduados con los empleadores, programas de becarios que favorezcan que el estudiante trabaje mientras estudie y vaya adquiriendo práctica, entre otros.

Para los estudiantes mexicanos, el que los costos estén vinculados con la inserción laboral es algo mucho más probable de ocurrir en México (51%) que para los estudiantes de otros países (43%).

El que exista una mayor oferta laboral no se muy claro para los estudiantes de hoy. 41% de los mexicanos cree que habrá más empleos para profesionistas en México, vs. 49% de los estudiantes de otros países. 

Es decir, se considera que sí habrá una mayor vinculación entre las Universidades y la industria pero que esto no necesariamente garantizará que haya más posiciones para los graduados en nuestro país.

77% de los estudiantes en México reconoce que la educación que recibe sí los prepara para ingresar al mundo laboral del mundo XXI una vez concluidos sus estudios, vs. 68% del resto del mundo. 

Preparar a los jóvenes para desarrollarse en un ambiente empresarial es considerado por 88% de los estudiantes mexicanos muy importante, porcentaje mayor que el que presentan los estudiantes del resto del mundo (78%).

Finalmente, 65% de los estudiantes mexicanos y del mundo considera muy importante utilizar la capacitación y habilidades educativas en luchar contra el hambre. Proteger el medio ambiente es clarísima prioridad para los estudiantes mexicanos (81%) y los del mundo (71%). Se vislumbran dos grandes áreas de oportunidad para los mexicanos vinculadas con una cultura de apoyo al menos favorecido: ofrecer capacitación a personas menos afortunadas (en el mundo 50% de los estudiantes considera muy importante aprovechar la capacitación para ello y en México solamente para 39% es muy importante). Así mismo la realización de trabajo voluntario parece ser más importante en otros países (54%) que en México (44%).

En el índice del futuro, que también promedia el resultado de varios reactivos, México recibe un puntaje de 63, y también ocupa el octavo lugar entre 22 países. 

Conclusiones

En resumen, en un año de turbulencia y crecientes tensiones políticas en el mundo, los jóvenes se muestran optimistas respecto de los beneficios que, en el largo plazo, les ofrece la educación superior, que se traducen en un futuro promisorio. 

Los jóvenes mexicanos consideran que acceder a la educación superior mejorará sus posibilidades de inserción laboral y su educación general, y les ofrece herramientas para graduarse y tener una carrera exitosa. Comparativamente con el resto del mundo, hay una mejor valoración en México del costo-beneficio de estudiar. 

La vinculación de las Universidades con la industria es algo que el estudiante actual espera que ocurra en el futuro, sobre todo para favorecer los procesos de inserción, a pesar de no tener la certeza de que habrá una oferta laboral suficiente.

Tenemos una asignatura pendiente en favorecer entre los alumnos una cultura de apoyo a sectores vulnerables de la población.

Scroll to Top