background

Ingeniería Biomédica: hacia dónde se dirige

Se requieren cerca de 12 mil ingenieros biomédicos al año en México y sólo se están produciendo 800


  • El campo laboral de un Ingeniero Biomédico es amplísimo y puede crecer incluso más si se cuenta con una preparación integral. 
  • Los ingenieros biomédicos pueden contribuir de manera sustancial al desarrollo de nuevas tecnologías en México, en un sinfín de campos: diagnóstico, seguimiento, evaluación y mejoramiento de la calidad de vida son solo algunos. 
Fecha de Publicación
México, D.F. 27 de marzo de 2014.

Categoría
Salud


Descargar presentacion


Metodología

Metodología
Se realizaron 8 entrevistas a profundidad con médicos especialistas, directivos de grandes laboratorios farmacéuticos y especialistas en Ingeniería Biomédica



De acuerdo con el estudio más reciente realizado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, la Ingeniería Biomédica es un campo muy poco explotado y aprovechado el día de hoy, con un enorme potencial de empleabilidad y desarrollo profesional para los egresados en esta especialidad. 

¿Qué es la Ingeniería Biomédica?

Con base en la opinión de los expertos entrevistados, la Ingeniería Biomédica es la rama de la Ingeniería que se especializa en el tratamiento del ser humano a través de la tecnología. 

El papel que han jugado los ingenieros biomédicos en México al día de hoy se ha limitado al apoyo y asesoría técnica “sobre todo cuando algo se traba”, y no se ha explotado el potencial de innovación y desarrollo de tecnología que tiene. 

Esta deficiencia se atribuye, entre otras cosas, a la falta de una preparación integral que dote a  los Ingenieros biomédicos con los conocimientos médicos y técnicos necesarios, pero sobre todo, con las habilidades de comunicación, relación, creatividad e innovación que impliquen el despegue de la especialidad.

Los antecedentes

Con base en información de la Secretaría de Salud, se requieren cerca de 12 mil ingenieros biomédicos. Hasta 2001, las tres universidades que ya tenían egresados sumaban menos de ochocientos profesionales. En el 2008 había 1303 egresados.

Hay un gran potencial de esta ingeniería en su orientación científica, ya que permite "ahondar en los campos de conocimiento colindantes con la medicina y la ingeniería".  http://www.cenetec.salud.gob.mx

De 1120 hospitales públicos de 2° y 3° nivel en México, solo 73 cuentan con departamento de ingeniería biomédica. 

El 86% de los egresados tiene empleo y el 90% trabaja en el centro del país.

Los egresados de esta Ingeniería pueden insertarse en el equipo de atención de la salud en hospitales. "Hay una norma de la Secretaría de Salud, incluida en el Plan de salud 2000-2006, que pide que las instalaciones hospitalarias se sometan a procesos de certificación de calidad. Un requisito para hacer posible esto es que en el equipo de atención de la salud exista un ingeniero biomédico por cada 25 camas, aproximadamente".  http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/Curso_I_Clinica08/PDF/I_B_Mex.pdf

Los campos de acción de los Ingenieros biomédicos

Hoy por hoy se requiere el apoyo de los ingenieros biomédicos en todos los hospitales, sobre todo frente a problemas técnicos con los aparatos especializados, particularmente en las ramas de alta especialidad, ortopedia, cirugía y radiología. Sin embargo, se reconoce que cuando el problema que se enfrenta es serio, se requiere asesoría de los fabricantes de los equipos, normalmente del extranjero, lo que implica costos muy elevados, sobre todo en términos del tiempo que se requiere para la corrección del problema. 

Los ingenieros biomédicos debieran tener un papel protagónico y preponderante en las ramas clínica, de investigación básica o clínica (incluso en el campos psicosocial), en el desarrollo tecnológico y, desde luego, en el soporte técnico.

¿Qué hacer entonces?

Formarlos con un enfoque integral: en la parte técnica con los conocimientos técnicos indispensables de ingeniería (electrónica y robótica, de manera especial) y medicina (fisiología y bioética particularmente), con un enfoque resolutivo. En la parte de habilidades, ofrecer una formación que favorezca la creatividad, la innovación y el desarrollo, destacando la capacidad de relacionarse y comunicarse, que serán indispensables para trabajar en equipo con los médicos y usuarios y favorecerán la valorización de la profesión por parte de los propios ingenieros en primer lugar y por el resto de los usuarios.