background

Revolución Industrial

65% de los mexicanos encuestados cree que la tecnología podría reemplazar a personas en los trabajos


· El gobierno federal y el sector educativo son consideradas las esferas con menos desarrollo tecnológico

· Más de la mitad de los encuestados cree que las nuevas tecnologías podrían remplazar a las personas en algunos trabajos y 14% en casi todos los trabajos.

· Capacitar al personal en el uso de nuevas tecnologías y diseñar carreras para el futuro, entre los principales de retos de México.

Fecha de Publicación
Ciudad de México, 8 de mayo de 2018

Categoría
Uso de la tecnología


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion

Descargar informe


Metodología

Fase cuantitativa: 700 encuestas telefónicas realizadas a nivel nacional a personas mayores de 18 años. Fase cualitativa: entrevistas a profundidad con expertos del sector productivo, manufacturero, industrial y financiero.




En el contexo de un mundo que se encuentra inmerso en una revolución tecnológica, 65% de los mexicanos cree que las nuevas tecnologías podrían reemplazar a las personas en alguna medida de los empleos (51% en algunos y 14% en casi todos los trabajos), de acuerdo con el Estudio 4ª Revolución Industrial Una mirada desde México, realizado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

La 4ª Revolución Industrial -que se espera traiga consigo cambios disruptivos en cuestión laboral, ingreso, equidad y educación, pues en ella la tecnología es una extensión de las capacidades humanas para interactuar y crear, y no solo como una herramienta pasiva que ayuda a la producción- provoca distintas opiniones en la población, obtenidas por el COP en este estudio que integra información de corte cualitativo y cuantitativo.

Es así que, en lo relacionado con las implicaciones para la educación empleo, sólo 35% de los encuestados cree que las tecnologías jamás podrán remplazar a las personas en sus empleos. Por otra parte, a pesar de que 73% de los participantes en el estudio se dice entusiasmado por la existencia de máquinas que puedan hacer cada vez más actividades, el nivel de entusiasmo desciende a 60%, al considerar que las máquinas hagan parte de sus tareas o trabajos. Igual porcentaje señaló que le asusta que una máquina tome decisiones sin intervención de una persona.

Por su parte expertos entrevistados en este ejercicio, señalan que los empleos no desaparecerán por las tecnologías y nivel de automatización que trae consigo la cuarta revolución industrial, pero será necesario que la industria y la sociedad se adapten a los cambios. En este contexto la capacitación de trabajadores se vuelve fundamental y es por ello que México debe trabajar en el ámbito educativo ya que es necesario desarrollar las habilidades necesarias para que los futuros trabajadores puedan prosperar en el nuevo mercado laboral.

De acuerdo con la población a nivel nacional encuestada, las prioridades laborales de México hacia la 4RI deben ser: capacitar al personal en el uso de nuevas tecnologías (62%), diseñar carreras para el futuro (52%), diseñar nuevos puestos de trabajo (49%) e invertir en tecnología (40%).  

Aspectos tecnológicos

69% de los mexicanos encuestados considera que el panorama que enfrenta México en el campo tecnológico es positivo y vislumbra que en las próximas dos décadas la situación va a mejorar. Sin embargo, al mismo tiempo los encuestados califican con un puntaje bajo (6.8 en una escala del 1 al 10) el desarrollo tecnológico que existe en el país. En cuestión de infraestructura, maquinaria, plataformas digitales, portales o servicios de internet, los sectores que se consideran más rezagados son el gobierno federal (6.0) y el sector educativo (6.1), en tanto que los que se consideran más avanzados son el sector financiero (6.9) y las empresas (7.3).

73% de los encuestados dice sentirse muy interesado en conocer sobre temas de tecnología y 72% considera estar informado sobre esos temas, incluso más que en temas de salud (71%), política (68%) y economía (64%). El nivel de información también cambia considerablemente en función de las edades de los participantes. Los adultos jóvenes entre 26 y 35 años se consideran mucho más informados (84%) en temas de tecnología que aquellos que cuentan con más de 55 años (38%). 

En lo que se refiere al concepto de “tecnología”, lo primero que viene a la mente de la población encuestada en 21% de las ocasiones, es una asociación con mejora, avance o cambio. Sin embargo, 30% asocia el concepto de tecnología a objetos cotidianos como computadoras, teléfonos celulares u otros aparatos electrónicos. 20% la asocia con invención o algo futurista.

Los encuestados consideran tener facilidad para adaptarse a las nuevas tecnologías, en particular en el uso de Smartphone, seguido de consultar información por Internet. En contraparte, comprar en línea y hacer trámites por internet son dos de las situaciones que resultan más complicadas de hacer.

En cuanto al impacto de la tecnología, las opiniones se encuentran divididas. 38% cree que los beneficios son mayores a los perjuicios, 35% cree que los beneficios y los perjuicios están equilibrados, 14% cree que los perjuicios son mayores a los beneficios y 13% no manifiesta una opinión al respecto. A 69% de los encuestados le entusiasma que la tecnología le permita tener acceso a mucha información y 54% considera que la tecnología puede resolver cualquier problema. 

Conclusiones: Los encuestados tienden a ser más benevolentes al evaluar el futuro a nivel mundial que en su propio país en cuestiones tecnológicas, económicas, políticas y laborales. Aunque perciben rezago en el acceso a la tecnología de la población mexicana, la mayoría cree que esta situación será mejor en el futuro. En cuanto a interés y adaptación en temas tecnológicos, la autopercepción de los encuestados es positiva, aunque están conscientes de que la capacitación y educación son aspectos claves para poder tener mejores oportunidades en el mercado laboral.