Estudio Sobre Educación Superior en México

Mexicanos confían en que estudiar una licenciatura contribuye a elevar su nivel de vida.


· 43% de los mexicanos considera que la oferta de educación superior no responde a las necesidades del país.

· Conseguir empleo al concluir la carrera, reto de la educación superior.

· Trabajar mientras se estudia la carrera: recomendación.

Fecha de Publicación
Ciudad de México, 5 de julio de 2016

Categoría
Sociales


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Encuesta nacional con muestra probabilística representativa aplicada a mexicanos de 18 años y mayores, residentes en el territorio nacional al momento del levantamiento (marzo 2016). Se realizaron 1208 encuestas con un margen de error teórico de +-2.8 a un nivel de confianza estadística de 95%.El diseño del instrumento y levantamiento fue realizado por Data Opinión Pública y Mercados S.C. Las variables incluidas en el cuestionario sobre Educación Superior.



Para los mexicanos, estudiar una licenciatura favorece la posibilidad de elevar el nivel de vida de las personas, asignándole un valor general de 85 puntos sobre 100, de acuerdo con los resultados del estudio Educación Superior en México. Perspectiva de los Mexicanos sobre los estudios profesionales, realizado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México con el apoyo de Data Opinión Pública y Mercados S.C.

Al segmentar esta puntuación (85) por tipo de localidad, hay un ligero incremento en las zonas de tipo rural (85.6). Por otra parte, al contrastar esta afirmación por nivel de escolaridad de las personas, encontramos que los respondientes que no cuentan con ningún tipo de estudio tienen una opinión más favorable sobre la idea de que una licenciatura contribuye a elevar el nivel de vida de las personas (86 puntos).

Diversos organismos nacionales e internacionales ofrecen datos sobre la importancia e impacto que tiene la educación en el desarrollo de los países. De acuerdo a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), contar con nivel educativo elevado no sólo contribuye a tener mayores oportunidades de ser empleado, sino también a tener mayores ingresos; situación que es claramente percibida por la población.

El estudio, realizado en casa habitación a 1200 mexicanos de 18 años y más para conocer su opinión sobre la educación superior en nuestro país, arroja que al evaluar si la oferta educativa a nivel superior responde a las necesidades del país, los consultados dan una calificación promedio de sólo 48 puntos. Este puntaje es mayor entre los encuestados con un nivel de escolaridad nulo (59.5 puntos) o básico (nivel primaria lo ubica en 53.6 puntos). 

En los resultados puede apreciarse que los mexicanos tienen una expectativa elevada sobre la relación empleo - estudios superiores universitarios, asignando un valor de 70 puntos de 100 a la pregunta de si estudiar una licenciatura garantiza conseguir un mejor trabajo. Esta respuesta, al contrastarla por región, tiene un incremento sustancial en la zona Norte del país donde obtiene 75.4 puntos; siendo más baja en el Sur con 70.8 y aún más baja en el Centro con 67.9, diferencia estadísticamente significativa.

Quienes no cuentan con ningún tipo de instrucción educativa valoran esta afirmación con 77.6 puntos; las personas que mencionaron que sus ingresos son insuficientes y tienen grandes complicaciones económicas calificaron con 72 puntos.

Emplearse es una situación a la que los encuestados le asignan gran relevancia y en este sentido la educación superior tiene un importante reto ya que al contrastar diferentes aspectos como: formación, desarrollo de habilidades, manejo del idioma inglés y oportunidades de empleo al concluir la carrera entre instituciones de educación superior pública y privada, este último aspecto (oportunidades de empleo) obtuvo los puntajes más bajos: 6.5 puntos de 10 para la educación superior pública y 7.3 puntos de 10 para la educación superior privada.

Otro indicador que permite leer la importancia del empleo para los mexicanos, es que 60% recomendaría trabajar mientras se realizan los estudios universitarios. Independientemente de la región donde se viva, el tipo de localidad, ingresos o escolaridad de las personas encuestadas, puede verse una clara inclinación por combinar la vida académica con la laboral. Al respecto destacan dos cifras: para quienes dicen que su ingreso no alcanza y tienen complicaciones económicas el porcentaje de quienes se inclinan por la combinación estudios-trabajo es de 66% y en las zonas rurales el porcentaje es de 68%, ambos mayores al porcentaje promedio (60%)

 Sin duda la educación superior en México enfrenta retos importantes como ofrecer alternativas que respondan a las necesidades del país y de los estudiantes, de manera que esa oferta favorezca el crecimiento profesional de sus estudiantes,  amplíe y mejores sus opciones de empleo y con ello potencialice el desarrollo del país, con una clara contribución en materia de movilidad social.